NUMA POMPILIO, EL SEGUNDO REY DE ROMA (716 - 674 a.C.).

Tras la muerte de Rómulo, el reinado de la ciudad recayó sobre el sabino Numa Pompilio, llamado el piadoso. Yerno de Titus Tatius, rey sabino que compartió durante un tiempo el reinado de Roma junto a su fundador. Al parecer este no deseaba aceptar la dignidad real, pero su padre le convenció para que aceptara el cargo y servir así a los dioses. Recordado por su sabiduría, su reinado estuvo marcado por la paz y la prosperidad.


Numa Pompilio reformó el calendario romano, ajustándolo mejor al año solar y lunar, añadiendo los meses de enero y febrero hasta completar los doce meses del nuevo calendario. Quedando entonces: Januarius, Februarius, Martius, Aprilis, Maius, Junius, Quintuis (Julius en el 44 a.C.), Sextilis (Augustus en el 8 a.C.), September, October, November y December.


Numa Pompilio riceve dalla ninfa Egeria le leggi di Roma de  Felice Giani, dominio público.



Organizó Roma en distritos, para poder realizar una mejor administración. Repartió buena parte de las tierras conquistadas por Rómulo entre muchos de los ciudadanos. También se le atribuye la organización de los artesanos y profesionales de la Urbe en gremios y oficios, los famosos collegia.

Numa fue recordado como el más religioso de todos los reyes, por encima incluso del propio Rómulo. Instituyó numerosos rituales religiosos romanos, como el de los salii. Durante sus años de mandato se construyeron los templos a Vesta y a Jano, se consagró un altar en el Capitolio al dios de las fronteras Terminus, y se organizaron los flamines de Júpiter, de Marte y de Quirino, (Flamen dialis, martialis, quirinalis), o flamines Mayores, al igual que los otros 12, consagrados a los dioses secundarios o flamines Menores. También organizó las vírgenes vestales de Roma y los pontífices, así como el Collegium Pontificum. La tradición cuenta que durante el gobierno de Numa un escudo llamado Ancila cayó del cielo, mientras él oía al mismo dios Marte que le decía que Roma sería señora del mundo mientras se conservara el escudo. El rey mandó hacer once copias iguales que fueron reverenciadas como sagradas por los romanos. 


Numa Pompilio era amante de la paz y quiso sembrar ideas de piedad y de justicia en la mentalidad romana. Durante su reinado, las puertas del templo de Jano estuvieron siempre cerradas, como muestra de que no había emprendido ninguna guerra a lo largo de su mandato. Se cree que tuvo una relación directa y personal con un número de deidades, la más célebre la ninfa Egeria, quien acorde a la leyenda le enseñó a ser un legislador sabio. Tras 43 años de reinado, Numa Pompilio el piadoso murió de muerte natural.

______


Fuente: Guía de la Antigua Roma deGeorges Hacquard

Ángel Portillo autor de:
LIGNVM (en Amazon).
LIGNVM en Tapae (en Amazon).

Página Facebook: Angel Portillo ·Lignum en Roma·

Blog: Lignum en Roma

Miembro del grupo de recreación historica Barcino Oriens (Legio II Traiana Fortis) y Miembro de Divulgadores de la Historia.


Comentarios

Entradas populares de este blog

MEDICINA EN EL EJÉRCITO ROMANO

Nociones sobre la visión del Sexo de las mujeres romanas en el matrimonio.

INVOCACIÓN A LA DIOSA VENUS.