Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2019

VIDA COTIDIANA: SOBRE LA MAGIA Y EL MAL DE OJO EN LA ANTIGUA ROMA.

Imagen
La magia es un conjunto de prácticas cuya finalidad es conseguir algo extraordinario o sobrenatural. Según dice Julio Caro Baroja (Las brujas y su mundo), sobre este concepto: “las acciones que son respuesta a la sensación de desesperanza que tiene el hombre”.  En el mundo de la Antigua Roma se podían distinguir dos tipos de magia: la benigna o teurgia y la maligna, hechicería o goetia .  La teurgia requería de un conocimiento mayor, ya que se hallaba estrechamente ligada a las religiones mistéricas o dicho de otro modo toda religión cuya doctrina no se establece de forma racional o a través de la palabra sino completamente a través de la experiencia y de la actividad ritual. Este tipo de magia no era perseguida por el Estado ni estaba mal considerada socialmente dado que buscaba y, supuestamente, lograba beneficios para la comunidad, además de que no alteraba ni la mos maiorum ni la pax deorum . Era consentida pues en principio pretendía también el conjunto de precepto

Mithra: niveles iniciáticos.

Imagen
En el culto romano de los misterios de Mithra, existían siete niveles iniciáticos que permitían a los nuevos fieles y a los creyentes ir recorriendo, a través de los siete cielos, el camino de retorno al origen del alma, deshaciendo todo lo hecho hasta entonces y obteniendo un nuevo nacimiento. Dado el pequeño tamaño de los mitreos (cavernas o cuevas en las que se realizaban los ritos) que se han hallado, las comunidades mitraicas debían estar compuestas por un número reducido de miembros, aquellos que podían celebrar juntos los banquetes sagrados, instalados en las plataformas laterales de la nave de la caverna. No hay constancia de que hubiera ninguna organización de orden superior, ni autoridad que supervisara a los “pater” o maestros de la congregación. Los miembros de las comunidades mitraicas procedían en su mayoría del ejército aunque también había funcionarios imperiales y libertos; es posible que hubiera esclavos pues el igualitarismo era una de las características importante

Los primeros tres reyes de Roma, según el Breviario de Eutropio

Imagen
Esta es una imagen tomada del libro Geschichtsbilder, publicado en 1896 por Friedrich Polack. Actualmente en dominio público. «El Imperio Romano, casi el más pequeño en sus comienzos y el mayor en desarrollo que la memoria de los hombres puede recordar en todo el mundo, tiene su origen en Rómulo, quien, hijo de Rea Silvia, virgen vestal, y, según se cree, de Marte, nació junto con su hermano Remo de un único parto. Rómulo, después de haberse dedicado al robo viviendo entre pastores, fundó a los dieciocho años una pequeña ciudad en el monte Palatino el 21 de abril, en el tercer año de la sexta olimpiada, en el 394 después de la caída de Troya, según cuentan algunos con más o menos detalle.»  La fecha tradicional de la fundación de Roma es el 21 de abril del año 753. Hay que notar en esta parte del texto el hecho de nombrar a Marte, pues el fundador de Roma no podía ser hijo de un cualquiera, sino un señalado por los dioses. Así como la referencia a Troya y sin nombrarlo ev

VIDA COTIDIANA: Algunos aspectos de la religiosidad romana.

Imagen
Como siempre intento, y aconsejo hacer, no puedo ver los acontecimientos ni los comportamientos de los antiguos con los ojos actuales. Es por ello que pretendo siempre entender sin prejuzgar hechos pasados con mi moderna moralidad. Esta precaución de concebir lo ocurrido con los ojos de las personas que lo vivieron tiene una doble función: la primera, no enjuiciar sin conocer todos los datos, y la segunda, obtener una comparación entre las formas de pensar de los antiguos y de los contemporáneos. Única manera en la que conoceremos lo que fuimos desechando o ganando a través de una evolución social de dos milenios.  El primer contraste es el pensamiento religioso. Muchas creencias monoteístas actuales consideran que sus dioses se encuentran en una lejanía inalcanzable, envuelta en el misterio, y que su esencia es inabarcable e incomprensible. En resumen, hay un lugar en donde viven los dioses y otro en el que vive el común de los mortales. Para los romanos sus dioses eran seres que