Entradas

Mostrando entradas de junio, 2018

NO CORTAR, SINO DAR ESTOCADAS CON LA ESPADA.

Imagen
Epitoma institutorum rei militaris LIBRO I, de FLAVIVS VEGETIVS RENATVS XII NO CORTAR, SINO DAR ESTOCADAS CON LA ESPADA. Se les enseñaba, igualmente, a no cortar, sino dar estocadas con sus espadas. Para los romanos, no sólo resultaba motivo de chanza quienes luchaban con el borde de tal arma, sino que constituían una fácil conquista. Un ataque con los filos, aún los hechos con mucha fuerza, raramente mata, pues las partes vitales del cuerpo están defendidas tanto por los hue sos como por la armadura. Por el contrario, una estocada, con que penetre dos pulgadas, es generalmente fatal. Además, en la posición del ataque, es imposible evitar exponer el brazo derecho y el costado; de otra parte, el cuerpo está cubierto al dar una estocada, y el adversario recibe la punta antes de que vea la espada. Este fue el método de lucha usado principalmente por los romanos, y sus motivos para ejercitar a los reclutas al principio con armas de un tal peso era que cuando al fin llevaban las normale

De los meses más seguros para la navegación.

Imagen
FLAVIVS VEGETIVS RENATVS Epitoma institutorum rei militaris Libro IV- XXXVIIII De los meses más seguros para la navegación. El rigor y la inconstancia de las estaciones no permiten navegar todo el año. Hay meses apropiados para la navegación; los hay dudosos y otros en los que la mar es absolutamente impracticable. Después de la aparición de las Pléyades, desde el 27 de mayo hasta la aparición de Arturo, es decir, hasta el 14 de septiembre, la navegación se considera segura, porque la dulzura del verano calma la furia de los vientos. Desde ese momento hasta el 11 de noviembre, empieza a ser peligrosa; pues la violenta constelación de Arturo aparece a partir del 13 de septiembre; el 24 del mismo mes llega el molesto tiempo del equinoccio; los lluviosos Cabritillos aparecen sobre el 7 de octubre y el Toro el 11 del mismo mes: pero es en noviembre cuando la desaparición de las Vergilias (Pléyades) empieza a producir frecuentes tempestades. Así, desde el 11 de noviembre has

NOVAE

Imagen
En la localidad búlgara de Svishtov se encuentran las ruinas del castrum de Novae. Decir Novae y decir Legio I Italica es decir lo mismo, fue base permanente de la misma desde que Flavio Vespasiano la desplazo a esa plaza hasta que las invasiones de hunos acabaron con prácticamente todo lo de esa zona finales del siglo V. Para mí, el edificio más espectacular encontrado en las excavaciones, que está realizando la universidad de Varsovia, es   el valetudinarium (hospital), uno de los mayores del Imperio. Se cree que podía albergar a 300 legionarios y en su interior en un patio porticado acogía a un templo dedicado a Esculapio y a su hija Igea. Se especula que el mismísimo Trajano lo mando construir como preparativo de las guerras Dacias.       Fuente:  http://www.viatorimperi.com/novae Foto: valetudinarium de Novae

Los capsarii

Imagen
Instrumental que portaban los capsarii, que junto al medicus, se encargaba de dar los primeros auxilios en primera línea de batalla. Solía llevar también una cantimplora con posca, que usaba para limpiar y desifectar, vendas y miel, esta última se utilizaba como anteséptico. Parece ser que cada cohorte contaba con tres o cuatro de ellos.  Se cuenta que en una de las batallas de las campañas de Br itania de Cneo Julio Agrícola carecía de ellos. Ordenó dotar a legionarios de esos instrumentos y darles una rápida formación. Un oficial le replicó que no servirían para nada, a lo que fue respondido: "cuando empieze la batalla los hombres tendrán esa esperanza". Foto: Magna Celebratio, grupo de recreación Barcino Oriens. Legio II Traiana Fortis.

Optio y evocatus

Imagen
Optio y evocatus de la Legio VII Gemina. El Optio lleva calada la Gálea con plumas y sostiene una vara de mando (para disciplinar a los legionarios que a su entender eran poco eficientes). También portaba colgada una cartera que contenía la documentación necesaria para el control de todo lo relacionado con la centuria. El Evocatus, un veterano que se reenganchaba al servicio. Servir a Roma era un honor, s ervir a los dioses era un honor. “Dulce et decurum est pro patria mori”.

LIGNVM - Ángel Portillo. Capítulo XIV – Recluta Lignum (Fragmento)

Imagen
<< Con el último ejercicio nuestro optio consiguió que le llegara a desear en más de una ocasión lo que le pasó a Prometeo, que encadenado por el dios del fuego y de las fraguas en una de las más altas montañas, cada día un águila le comía el hígado, y al ser héroe inmortal, el órgano le crecía, así que cada día el tenaz depredador volvía a comérselo en un tormento eterno. En esta última prueba se incorporó toda la Legio I Italica. Marchamos todos con el equipo individual de cada legionario. A cada contubernium se añadieron dos sirvientes que portaban las dos mulas con el resto del equipo que no cargábamos los legionarios, como la cocina de campaña, las tiendas, las estacas para las murallas o el molino portátil para el trigo, entre otras cosas. El ejercicio consistía en simular un día de marcha con el desplazamiento de toda la Legio. Por ese motivo, después de hacer los treinta kilómetros en cinco horas nos pusimos a cavar zanjas y a amontonar tierra para construir una fortalez