Entradas

Mostrando entradas de 2021

MEDICINA EN EL EJÉRCITO ROMANO

Imagen
El Imperio Romano tenía uno de los ejércitos mejor entrenados y triunfales del mundo antiguo, pero los legionarios no solo eran necesarios para conquistar nuevas tierras y defender el territorio, sino que también se ocupaban de mantener el orden, construir calzadas, acueductos y ciudades. Dicho de otro modo: eran mano de obra cualificada. Por todo ello era vital mantener a las tropas tan en forma y saludables como fuera posible, y que tanto los heridos como los enfermos recibieran cuidados en razón a la escasez de buenos reclutas. Un legionario estaba en servicio 20 años, esa experiencia tenía que ser optimizada. Según estos condicionantes, el Imperio Romano dependía de la disponibilidad de tropas sanas y por ello cada fortaleza militar tenía un equipo médico permanente. Wiki  Creative Commons 4.0 by Rabax63 Se atribuye a Augusto la creación de un cuerpo médico, le otorgó los medicii un estatus especial, y los elevó al rango de ecuestre. También los liberó de muchos impuestos para que

Nociones sobre la visión del Sexo de las mujeres romanas en el matrimonio.

Imagen
Poco se sabe realmente de lo que sucedía cuando se cerraba la puerta de una alcoba. Sin embargo, no cabe duda de que el sexo es una parte normal de la vida conyugal entre el hombre y la mujer. Estas líneas son una visión generalizada de lo que reinaría en la antigua Roma. En aquel tiempo el sexo reflejaba el modelo cultural dominante/sumisa de la institución del matrimonio. Dentro de esa costumbre existía la posibilidad de que la mujer fuese una buena pareja sexual. Una canción de boda compuesta por el poeta de la élite, Catulo, puede captar la esencia real: «Novia, asegúrate de que no te niegas a hacer lo que tu marido te pida, o irá a buscarlo a otro sitio». Artemidoro confirma esta actitud en la gente corriente: «Tener relaciones con la esposa dispuesta y sumisa (no reacia al sexo) es algo bueno a juicio de todo el mundo, puesto que la esposa representa para el que sueña el arte o la profesión que le proporciona placer o domina, ya que también controla a su mujer. El sueño augura be

NOCIONES SOBRE LA RELIGIOSIDAD DE LOS ROMANOS.

Imagen
  El pueblo romano fue, según testimonio de ellos mismos, el más religioso de la Antigüedad pues tenía la convicción de que el orden natural era el orden de los dioses. Por eso, para ellos, era tan importante la pax deorum o el pacto y la unidad entre hombres y dioses que se alcanzaba mediante la estricta observación de las virtudes y la religión. Pretendían comprender a los dioses, es decir, las fuerzas de la naturaleza, u orden natural, que los rodeaba. Para un romano los dioses eran el camino a la sabiduría y la humanidad que los completaba como seres; y a la “sabiduría” sólo se llegaba mediante la pax deorum . Este acuerdo simbolizaba que los dioses les eran favorables puesto que los romanos estaban en paz y armonía con las fuerzas naturales. Como estos observaban esta pax las divinidades eran favorables a Roma. «Por mucho que nos amemos, senadores, no podemos igualar a los hispanos en número, a los galos en fortaleza, a los cartagineses en astucia, a los griegos en las artes,

La visión de las epidemias en la antigüedad.

Imagen
«La plaga es un castigo del Señor por los pecados cometidos por los hombres», Juan de Éfeso. Plague in an Ancient City by Michiel Sweerts, public domain En contra de la creencia popular en ciudades como la Roma republicana la vida diaria se realizaba en un medio insano de hacinamiento, malnutrición y pobreza, con un alto riesgo de contaminación del agua y los alimentos con materia fecal humana y animal, sin olvidar los insectos. Un ambiente óptimo para la aparición de enfermedades transmisibles endémicas. Sin embargo estos fenómenos fueron normalmente locales. Después del Imperio y la globalización del mundo mediterráneo era mucho más fácil viajar y las rutas comerciales eran más extensas, llegando a Oriente; más vías para de acceso por los agentes patógenos. The angel of death during the plague of Rome, Creative Commons 4.0 by Fæ Lo explicado anteriormente no era para la época la causa de la enfermedad. La visión general era que los dioses intervenían en todos los quehaceres de la vid

La puella romana, criada para el matrimonio.

Imagen
Papel de la mujer en la antigüedad. Desde la más tierna infancia a la mujer, a la niña, se la educaba para casarse, ser una buena madre y esposa, y eran instruidas con este propósito. Juan Crisóstomo, describe a la perfección el pensamiento clásico de la antigüedad: «El papel fundamental de la mujer es ocuparse de sus hijos, de su marido y de su hogar […]. No está capacitada para hablar en el concejo municipal, pero puede dar su opinión en lo tocante a asuntos domésticos. De hecho, a menudo conoce mejor las necesidades del hogar que el marido […]. Elimina todas las preocupaciones y libera a su esposo de todos los problemas al ocuparse de la despensa, de hilar la lana, de cocinar, de la ropa y de todo el resto de tareas impropias de los maridos. De hecho, puede hacer todas esas cosas mejor que un marido, incluso aunque éste intentase asumir tales tareas». (El tipo de mujeres que deberían tomarse como esposas, 4). Este fragmento de “Servilia, La mujer que cambió el destino de Roma” de Mi

MEDICINA VETERINARIA: LA DECADENCIA DEL ARTE DE LA VETERINARIA, SIGLO V d.C.

Imagen
  «El arte veterinaria está en total decadencia desde hace ya mucho tiempo, pues debido a la codicia general y al escaso beneficio que reporta, nadie se aplicó a estudiarla».   Con esta frase Publio Vegecio Renato se quejaba de la dejadez que había en el Imperio a principios del siglo V con respecto a los animales. Él decía que los ciudadanos descuidaban al ganado y a las caballerías por una cuestión económica y que los trataban como si fueran de pueblos poco civilizados:   «Pretenden imitar la usanza de los bárbaros y, despreocupándose de los animales, los exponen a los pastos de invierno y a los peligros de la negligencia».   En su opinión eso era un total despropósito pues los animales de los otros pueblos, sobre todo los del norte: tienen otra naturaleza; son más fuertes; de jóvenes ya los enseñan a no tener remedios medicinales, y soportan los fríos y las heladas. Sin embargo las caballerías romanas son de razas más blandas, están acostumbradas a vivir a cubierto resgu

033 — La Puella romana, educada para casarse

Imagen
Según Juan Crisóstomo (o Juan de Antioquia) «El papel fundamental de la mujer es ocuparse de sus hijos, de su marido y de su hogar. La actividad humana se divide en dos esferas; una perteneciente a la vida fuera del hogar y otra dentro de él; lo que podríamos denominar esfera pública y privada. Las mujeres han de encargarse de la casa y los hombres de los asuntos públicos, de los negocios y de las actividades legales y militares, es decir, de la vida fuera del hogar. Una mujer no puede arrojar una lanza o disparar una flecha, pero, en cambio, puede hilar, tejer telas y encargarse de todo el resto de tareas domésticas y hacerlo espléndidamente. No está capacitada para hablar en el concejo municipal, pero puede dar su opinión en lo tocante a asuntos domésticos. Es una hermosa tarea educar bien a los hijos, que son la luz de nuestra vida. Puede hacer que el hogar funcione correctamente y elimina todas las preocupaciones y libera a su esposo de todos los problemas al ocuparse de la despens

LIGNVM en TAPAE (La vida de Aurelio parte II) de Ángel Portillo Lucas.

Imagen
  LIGNVM en TAPAE, reseña escrita por Federico Romero Díaz. Estamos ante la segunda entrega de las aventuras de Lignvm, el legionario Aurelio Vitalis. Algunos recordareis que ya reseñamos la primera entrega en ella Aurelio era un joven que trataba de hacerse hombre, de hacer méritos ante su padre para crecer en dignidad a sus ojos, pero el tiempo ha pasado y Aurelio, enrolado como legionario, es enviado a Novae, cerca del Danubio. Allí se lleva a su novia romana Terencia con la que fundará una familia, registrándola en la legión como esposa informal. Ahora es LIGNVM, que es el mote que Aurelio recibe en la Legión, un hombre adulto y a pesar de que sigue siendo muy joven y trata de cometer alguna insensatez ya ha madurado por el hecho de aceptar las responsabilidades que su puesto como legionario de la Legio I Itálica y como “pater familias” ha de asumir. Como legionario ha de enfrentarse a cosas muy duras como azotar a uno de sus mejores amigos, Petronio, o la dureza del combate en una

Reseña de LIGNVM por Federico Romero Díaz

Imagen
¿QUIENES SON LOS VERDADEROS PROTAGONISTAS DE LA HISTORIA?. BREVE RESEÑA A LIGNVM. ¿En cuántas novelas hemos aprendido sobre la vida y obra de emperadores y reyes, grandes generales, caudillos afamados, destacados militares, grandes políticos, etc.? Casi todos tendríamos una larga lista de títulos que ofrecer como respuesta. ¿Y si cambiamos los términos de la pregunta? ¿Y si nos preguntamos en cuantas novelas hemos aprendido como vivían, como pensaban, de qué manera rezaban a sus dioses, o en qué condiciones trabajaban, o como se vestían los ciudadanos más modestos socialmente? Seguramente ya no se nos ocurrirán tantos títulos como en la primera cuestión. Ese es el valor de LIGNVM, de la novela de la que vamos a hablar. Vamos a tratar de una obra que nos describe al detalle la vida cotidiana de esos ciudadanos romanos de condición humilde, la base social en la que Roma se apoyará para crear un Imperio que durará siglos. El autor : Ángel Portillo Lucas nació en Barcelona, pero ha vivido

CUNINA, DIOSA TUTELAR DE LA INFANCIA.

Imagen
***Cunina es, en la antigua religión romana, la diosa tutelar de la infancia que cuidaba al bebé cuando estaba en la cuna y lo protegía de los males de ojo*** «Las matronas, las rectas matronas como nuestra querida Claudia son la base de la sociedad romana, ejemplo de servicio y sacrificio. En todo momento de su vida fértil ofrecen su cuerpo a la misión de servir y paren hombres libres que harán grande a la Urbe. Al igual que un soldado se juega la vida en cada batalla, las matronas la exponen en cada uno de sus partos, sus únicas armas son la fe y el dolor. Cada alumbramiento es una partida contra la muerte. Cuando ya no pueden dar descendencia se dedican a los suyos y a seguir cuidando a las almas tiernas e indefensas que vienen a la vida. Nos como divinidad tutelar de la infancia participamos con gusto en esa labor. […] Nos las tenemos en un lugar privilegiado de nuestro corazón eterno. Obedecen las costumbres de sus ancestros y cumplen la voluntad de los dioses sin buscar gloria ni

029 — ¿Cómo ser divulgador y no morir en el intento?

Imagen
Hoy hablaremos de divulgación, me acompañaran en esta ocasión Maribel Bofill y Sergio Alejo. Los que optamos por la divulgación creemos que aprender y transmitir cultura es lo que más engrandece al ser humano. Al nacer cada cerebro humano está ávido de aprender, ¿qué buscamos en nuestra madre o en nuestro padre? Buscamos conocimientos y maneras de hacer. En definitiva, buscamos asimilar conceptos y experiencias. Esto no solo nos ocurre en nuestra más tierna infancia, esas ganas de adquirir conocimiento nos acompañará toda la vida. Lo mismo sucede en el lado del que enseña, ¿qué buscamos en nuestros descendientes? Que aprendan nuestra cultura, lengua, historia o nuestra manera de ver las cosas. Ni que decir tiene que en nuestro caso amamos la historia y apoyamos la conservación de nuestro patrimonio cultural y arqueológico. Teniendo esto presente colaboramos y promovemos iniciativas en este sentido, tanto individuales como colectivas. Otro punto que tenemos muy presente es el ejemplo. D

La lex Iulia agraria, Cayo Julio César y Clodio

Imagen
Al parecer Cayo Julio César al acceder al cargo de cónsul, en enero del 59 a.C. presentó una propuesta de ley agraria. Cuya intención era repartir tierras entre la plebe rural, la cual en esos momentos se encontraba muy empobrecida. En primer lugar acudió ante el Senado en busca de apoyo en su aprobación, pero se encontró con una dura oposición. Incluso su colega, el cónsul Marco Calpurnio Bíbulo, se negó utilizando la figura de la intercessio (facultad de quienes ejercían magistraturas superiores de oponerse a las decisiones de su colega de igual cargo, pues eran colegiadas). César no se conformó y llevó directamente la propuesta ante el pueblo en una reunión  llamada contio, en el transcurso de la cual los magistrados, tribunos de la plebe y los ciudadanos podían debatir cara a cara. Muchos partidarios, incluyendo veteranos de Pompeyo y  de César se presentaron allí armados junto a muchos otros de los beneficiados. Allí, acompañado de Craso y Pompeyo, César presenta la ley obteniend